Olvidó su Contraseña?
Crear Cuenta
slide 3

Tenis

Todo lo que necesitas saber sobre lo que ocurre en el CDUC

Tenis

Rama antigua del Club que tiene como definición fundamentalmente el desarrollo formativo del tenis, tratando de impulsar al máximo a quienes destacan con el fin de que desarrollen sus aptitudes para la alta competencia. Para más información sobre la rama y escuela, click aquí.


De campeón junior a mejor de Chile

El tenista chileno Nicolás Jarry actualmente se encuentra en el puesto 118° del circuito y hace unas semanas estuvo entrenando en las canchas de la UC junto a Fernando González previo a la gira que inició por Asia, donde buscará ingresar al top 100 del tenis mundial por primera vez en su carrera y su entrenamiento se desarrolló en simultáneo al Torneo de Tenis Junior de la UC que reúne mil historias. Entrevistamos a Nicolás porque protagoniza y coprotagoniza dos de ellas, a los 17 años fue campeón del torneo y en esta XXII versión compitió su hermano pequeño.

¿Qué te parece el Torneo Internacional de Tenis Junior UC?
Es de los mejores torneos que se realizan en Chile. La organización trata de dar lo mejor. Es muy difícil coordinar la cantidad de categorías que tienen, la cantidad de chicos pero hacen un muy bien trabajo. Los felicito, siempre se los he dicho, desde que juego. Es increíble como no se ha perdido el torneo en la cantidad de años que lleva, así que felicitaciones para la organización.

Tu hermano Diego disputó el torneo y busca seguir tus pasos, ¿qué le dirías?
Que siga jugando, que siga disfrutando. Le encanta el tenis, que siga así y ojalá no pierda esa motivación.

¿Qué recuerdos guardas del día en que te coronaste campeón del torneo?
Yo venía de Estados Unidos y le pedí a Óscar Cerda, un muy buen amigo de acá, una invitación. Me la dio, así que me vine antes de lo planificado a Chile, jugué y salí campeón. Creo que había ganado solo un torneo antes, tenía 17 años y le gané a buenos jugadores nacionales a los que nunca antes les había ganado. Así que estuve muy contento, un muy buen recuerdo.

Publicado por Valentina Faundez